mundo Global (Español)  [Cambiar]

la poste

10 Razones por las que pasarse a la factura electrónica en Latinoamérica

Latam 25 de enero de 2017

La factura electrónica no sólo es una realidad en el mercado, sino que es una oportunidad para mejorar la gestión y la rentabilidad de los negocios. Las oportunidades y ventajas que ofrece son palpables, por ello SERES ha identificado 10 razones por los que la factura electrónica es el mejor aliado para las empresas.

10 Razones por las que pasarse a la factura electrónica:

  1. Reducción de los costes de facturación: La emisión electrónica de facturas permite un ahorro estimado del 67% de los costes de facturación y, en recepción, el ahorro es de un 65% de los costes de facturación.
  2. Reducción de los costes de gestión por facturas:
    Ahorro medio por factura
  3. Ahorro de los costes de almacenamiento: Se estima que, para una factura, el paso de archivo físico a archivo electrónico permite unos ahorros del 81%.
  4. Reducción de tiempos: En emisión, se estima que el tiempo dedicado por factura en papel es de 1:33 minutos; mientras que, con la factura electrónica, pasa a ser de 30 segundos. En recepción, con la factura en papel son necesarios unos 9 minutos; mientras que sólo 2:30 minutos son los necesarios para una factura electrónica.
  5. Reducción de errores: La factura electrónica no tiene errores contables y si los tuviese el sistema las rechaza.
  6. Eliminación de tareas rutinarias: Con la factura electrónica, por cada 20 facturas emitidas se ahorra más de media hora de trabajo mientras que, por el mismo volumen, en recepción se ahorran 3 horas. Esto permite que los trabajadores enfoquen su trabajo a labores más productivas.
  7. Aumento de la seguridad: La factura electrónica es mucho más segura: está cifrada con contraseña, se envía directamente a través de redes seguras, contiene la firma electrónica que impide modificaciones… Esta mayor seguridad que aporta permite ahorros en los costes de financiación, reduciendo el tipo de interés y costes de gestión de las operaciones financieras de entre un 20% y un 40% de la TAE respecto al factoring tradicional.
  8. Mejora de la imagen financiera: Al reducirse el coste de la operación de factoring sin recurso, ésta puede mejorar de la imagen financiera, al permitir convertir del balance cuentas a cobrar en liquidez. Esto mejora la posición en la negociación de operaciones de financiación, lo que puede suponer unos ahorros en los tipos aplicados de entre 10% y 20%.
  9. Mejora de los resultados: La factura electrónica disminuye el DSO o periodo medio de cobranza. Si además se recurre a la financiación sin recurso de parte de esas facturas esa disminución será mucho más fuerte. Menos DSO implica automáticamente menos necesidad de financiación del Working Capital. Dependiendo del DSO previo y los tipos de interés que calculemos para la retribución de ese capital de trabajo, la mejora en la cuenta de resultados puede alcanzar el entre un 0,5% y 1% de la cifra de negocio.
  10. Ahorro medioambiental: Cada millón de facturas en papel precisa de 10.000 kg de madera. Al pasar al formato electrónico, ese millón de facturas evita la tala de 56 árboles y reduce un 0,72 Tm las emisiones de CO2.

 

Conozca más información: