mundo Global (Español)  [Cambiar]

España alcanza el puesto 12 mundial en Administración Electrónica

es Madrid, 15 de julio de 2014

  • España mejora once puestos en el ranking mundial, pasando del 31 al 19.
  • Sube 12 puestos en el grado de uso por parte de los ciudadanos de la e-administración.
  • La factura electrónica es una de las medidas que mayor impulso están dando los Gobiernos en Europa y América.

España pasa en 2014 del puesto 23 en el grado de implantación de la Administración Electrónica al puesto 12, y del puesto 31 del grado de uso de los servicios públicos electrónicos al 19.

En los dos últimos años la Administración electrónica española ha ahorrado 16 mil millones de euros, haciendo que los ciudadanos puedan realizar el 70% de los trámites por internet. 

Cada dos años, Naciones Unidas elabora un informe sobre el estado de la administración electrónica en 193 países. Y a pesar de que España siempre suele estar a la cola en este tipo de rankings, parece que las cosas comienzan a ser diferentes. Mientras que en 2012 el país estaba en el puesto número 23 de esta lista, hoy se sitúa en el 12, solo por debajo de potencias como Canadá (posición 11), Gran Bretaña (8) o Estados Unidos (7).

Este mayor uso por parte de los españoles de la administración electrónica supone un gran ahorro de dinero para ellos y para el Estado. En concreto, 16.136.545.488 millones de euros solo en estos dos años, ya que ahora los ciudadanos pueden realizar más del 70% de los trámites burocráticos por internet.

Pero aún queda mucho camino por recorrer, explica Ester Arizmendi, directora general de Modernización administrativa, procedimientos e impulso de la administración electrónica del Ministerio de Hacienda de España, quien destaca el nuevo proyecto de su departamento de implantación de la factura electrónica. Este avance, que será una obligación a partir de enero de 2015, va a impedir que se queden "facturas olvidadas en el cajón" o que se dilaten en el tiempo los pagos a proveedores. También supondrá un gran ahorro para las arcas públicas, concretamente de 3,48 euros por cada factura electrónica, 70 céntimos para el emisor (pasará de un coste de 76 céntimos a solo de 6) y de 2,78 euros para el receptor (de 2,87 euros a 9 céntimos). Así, Hacienda prevé un ahorro anual de 1 millón de euros a partir de 2014.

Cada vez más administraciones se suman al proceso de la factura electrónica

La factura electrónica es uno de los ejes principales en la mejora de la gestión de las Administraciones Públicas, por lo que cada vez más entidades se están adentrando en procesos de transformación hacia la gestión electrónica, proceso en el que SERES lleva colaborando desde el principio. Esta medida en algunos casos viene impuesta por los mismos Gobiernos como medida de ahorro de costes, gestión, supervisión fiscal y competitividad.

En esta dirección son muchos los proyectos donde SERES ha participado.  Con la administración francesa, ha implantado en la AIFE (Agence pour l'Informatique Financière de l'État) el punto de entrada (hub) que recibe las facturas de todos los proveedores de los ministerios; en el caso español, SERES fue el adjudicatario del desarrollo del primer hub del sector público en Cataluña, que ha servido como referente para la plataforma nacional FACe de la Administración General del Estado, donde se reciben todas las facturas dirigidas a cualquier departamento de la Generalitat y que fue liderado por el Consorcio AOC (Administració Oberta de Catalunya).

SERES ofrece a los gobiernos más de 30 años dedicados sólo a la gestión e intercambio electrónico de documentos, solvencia, presencia local y un modelo de negocio basado en el software como servicio, que minimiza las inversiones y que ajusta el gasto a la utilización de los servicios.