Noticias Global

Las empresas del sector de automoción, entre las más activas en el uso de la factura electrónica en España

es 29 de marzo de 2019

El uso de la factura electrónica en el sector de la automoción en España es cada año más relevante. Según nuestro Estudio sobre el uso de la Factura Electrónica en España 2017-2018, el sector automovilístico representa el 4,03% de las empresas emisoras de facturas electrónicas españolas y el 7,49% de las receptoras, cuya participación en el PIB se sitúa en torno a al 10%.

Por volumen de facturas, esta participación representa el 2,09% del total de las facturas emitidas y el 1,94% de las recibidas; lo que se justifica en el elevado coste de los vehículos y de sus componentes y menor número de transacciones, si se compara con otros sectores como el retail.

El sector de la automoción en España representa el 10% del PIB y el 19% del total de las exportaciones españolas. La industria genera 300.000 empleos directos y 2 millones de puestos de trabajo ligados al sector. España es el segundo mayor fabricante de automóviles de Europa el octavo del mundo, con 17 plantas de fabricación instaladas en territorio español y más de 1.000 empresas auxiliares, fabricantes de componentes y equipos. El 83% de los vehículos fabricados en España se exportan a más de 100 países.

La automoción fue pionera en el uso de sistemas de intercambio electrónico de documentos (EDI) y para ella la adopción de la factura electrónica ha sido natural. Esta industria cuenta con un modelo de cadena de suministro muy sólido donde la e-Factura es una pieza clave.

De acuerdo con el estudio, el número de facturas electrónicas procesadas en 2018 en España ascendió a 181.884.086 documentos, un 14,92% más que en 2017, según el Estudio SERES de Implantación de la Factura Electrónica en España 2017-2018. Del total, 147.953.331 documentos corresponden a transacciones entre empresas (B2B), 22.292.891 a operaciones entre empresas y las administraciones públicas (B2G) y 11.637.864 a ventas de empresas a particulares (B2C).

Gracias al uso de la factura electrónica, las empresas españolas se ahorraron en 2018 algo más de 900 millones de euros en la gestión de las facturas recibidas y 511 millones de euros en la gestión de las facturas emitidas. También se ahorraron 662.145 horas en la tramitación de las facturas recibidas y 106.963 horas en las emitidas, además de reducir de manera significativa el impacto medioambiental derivado de la eliminación del uso de papel.

 

Conozca los datos completos del estudio comparativo 2017-2018:

Descargar el estudio

Conozca más estudios comparativos:

Please publish modules in offcanvas position.